Norte en Línea - Vivir el desierto

Vivir el desierto

Vivir el desierto
24 Jul
2020

Camp Sarika by Amangiri, el lujo de la soledad en el corazón del desierto de Utah.

Rodeado de 600 hectáreas de naturaleza salvaje en el corazón del desierto de Utah, Camp Sarika by Amangiri abre sus puertas, marcando un momento importante en el décimo aniversario del Amangiri Compuesto por solo diez pabellones de lujo, el campamento es un refugio sereno y atemporal, donde las sombras de las nubes bailan sobre formaciones de rocas rojas, los cielos sin límites expanden los horizontes y el tiempo se detiene. Dentro de este santuario remoto, totalmente en sintonía con la naturaleza, los huéspedes pueden experimentar la soledad, la privacidad, el escapismo y la aventura.


El nuevo campamento de lujo tiene 55 hectáreas vírgenes a 5 cinco minutos de carro de su icónico resort hermano; Amangiri. Aunque los huéspedes del campamento disfrutan de acceso completo a las instalaciones del resort cuando lo deseen, todo lo que necesitan está convenientemente ubicado en Camp Sarika.


Con vistas a impresionantes, el campamento consta de diez pabellones de puro lujo, cada uno con su propia terraza al aire libre y una piscina privada. Están ubicados de manera intuitiva para proporcionar la máxima reclusión y vistas sin obstáculos, al tiempo que permiten un fácil acceso al pabellón principal del campamento que cuenta con dos suites de spa, restaurante, piscina y jacuzzi.


Derivando su nombre de la palabra sánscrita para "espacio abierto" y "cielo", Camp Sarika by Amangiri ofrece una experiencia de naturaleza salvaje con absoluta comodidad, revelando los paisajes sobrenaturales de Utah y los aspectos intrigantes de la cultura nativa norteamericana a cada paso. La abundancia de espacio alrededor del campamento se refleja en su diseño, lo que lo convierte en un destino ideal para grupos pequeños o familias que buscan una vista exclusiva del destino o un lugar especial para una celebración importante en la privacidad total.


Ofreciendo una conexión con la naturaleza que hace de la vida de la ciudad un recuerdo lejano, el diseño de Camp Sarika se desarrolló en armonía intemporal con su entorno inspirador. Forma una declaración arquitectónica y el primer campamento de este tipo en América del Norte.


Los diez pabellones de Camp Sarika, de uno o dos dormitorios, fueron diseñados por la empresa internacional de diseño, Luxury Frontiers. Equilibrando la forma y la función, los pabellones se inclinan hacia las formaciones de arenisca y están cubiertos con techos de lona suave, tejidas con botellas de plástico recicladas. Cada pabellón tiene una sala de estar, comedor y bar. Los cinco pabellones de una habitación tienen 175 metros cuadrados de espacio, mientras que los cinco pabellones de dos habitaciones tienen 262 metros cuadrados.


La decoración interior de cada pabellón incluye muebles de nogal y cuero, cabeceros de madera grabados que hacen eco del entorno del campamento y están suspendidos por tiras de cuero suave. Los materiales naturales reflejan la superficie ondulada y transformadora de la luz del desierto. Mientras tanto, el espacio exterior de cada pabellón continúa cautivando con piscinas individuales, fogatas con muebles y telescopios que fomentan aún más la inmersión en la naturaleza y el aire libre.


El pabellón principal en Camp Sarika fue diseñado por Selldorf Architects, con sede en Nueva York, y el pabellón ancla perfectamente el medio ambiente. El pabellón principal fue diseñado teniendo en cuenta el minimalismo, donde simples bloques de concreto se mezclan con rocas del desierto. Al entrar, una impresionante instalación de arte realizada por la artista internacionalmente reconocida Maya Lin, titulada Wahweap, da la bienvenida a los huéspedes. Inspirada en trazar la forma del agua mientras viaja desde el cercano lago Powell hasta el lago Mead, la pieza está hecha en vidrio y mármol, mientras que las chimeneas abiertas y los materiales terrosos conectan aún más el edificio con su entorno natural. Conduciendo a una amplia terraza al aire libre, la piscina está flanqueada por tumbonas con sombra para escapar del sol del mediodía y un jacuzzi climatizado para relajarse al atardecer.

Por Flavia Tomaello, https://flaviatomaello.blog/ , Instagram @flavia.tomaello

Etiquetado como

Deja un comentario