Norte en Línea - Una reflexión en las vísperas del nuevo año

Una reflexión en las vísperas del nuevo año

Una reflexión en las vísperas del nuevo año
29 Dic
2021

Uno de nuestros grandes problemas que nos toca vivir, en este moderno mundo, es la falta de fidelidad y, a diario, fácilmente lo podemos ver con el cambio de trabajo, cuando cambiamos de marca de vestimenta, de automóvil, etc. Y esta podríamos extenderlo a la vida matrimonial, en donde muchas parejas consideran la posibilidad del divorcio ya desde el momento de su matrimonio, desconociendo las promesas realizadas ante al altar.

Sumemos a esto el hecho que igualmente y con facilidad, muchos otros se dejan llevar por doctrinas extrañas, olvidándose de lo prometido en el santo matrimonio y mismo en la pila bautismal y que, durante años, han profesado.


Ser fiel en la vida matrimonial no es fácil, y esto lo podemos hacer extensible en todo lo que concierne a cuestiones sociales, en nuestros testimonios diarios de vida; puede implicarlo todo, incluso aún la vida misma. Porque ser fiel, en ocasiones, implica arriesgarlo todo.


Si algo se valora de una persona es que sea capaz de sostener la palabra dada aún a costa de la propia vida; es la esencia del servidor "fiel".


En la Vigilia del nuevo año, estemos preparados para reafirmar nuestros testimoniales de vida, nuestras promesas matrimoniales, y otras más... En estos días previos, aprovechemos para expresar lo dichoso que somos a todos los que encontremos, de la felicidad que hay en nuestra vida; y lo podemos hacer a través de un gesto, un abrazo, una sonrisa, un detalle; pero que manifieste lo felices que somos.


Seamos profundamente agradecido, por poder percibir el amor en nuestras vidas, por poder experimentar esa sensación de haber cumplido nuestras promesas, porque cumplimos en buen ánimo, porque no permitimos que ninguna de nuestras palabras se caiga; porque una promesa es una petición que hacemos y, a la vez, cuando prometemos damos y siempre cumplimos, cosa que nos permite día a día experimentar el amor y la bondad para con nosotros y los demás.


Desde la ciudad de Campana (Buenos Aires) recibe un cordial abrazo, y mi deseo que la vida te sonría y permita que prosperes en todo, y derrame sobre ti Salud, Amor, Paz y mucha Prosperidad.

Claudio Valerio
®Valerius

Etiquetado como

Deja un comentario