Norte en Línea - Un nuevo comienzo

Un nuevo comienzo

Un nuevo comienzo
17 Ene
2021

Año nuevo, vida nueva. ¡O eso dicen! ¿No te pasa que durante el verano hacés miles de planes que después no concretás? “Este año voy a comer mejor, voy a hacer más actividad física, voy a organizar mejor mis rutinas”. Y nada cambia.

La clave, para que este año sea distinto, es que vos seas distinto; que hagas un trabajo de introspección y descubras con qué te sentís mal y con qué herramientas contás para revertirlo.


Un buen comienzo es resetear tu organismo, como si fueses un smartphone con la memoria interna a tope, que funciona lento y tiene mermada su productividad. ¿Cómo generamos esa reconexión con tu cuerpo? Con un plan que, tan solo por unos días, te aleje de algunos alimentos muy inflamantorios como la papa y la batata, el arroz, la leche y el yogur, las harinas, la palta, el choclo, la uva, la banana, el mate y el café. Si podés acompañar dejando lado lo productos ultraprocesados, ¡mejor aún!


Terminada esa limpieza inicial, va a llegar el momento de empezar a nutrirte bien y de acuerdo tus objetivos. ¿Querés cuidar la salud, bajar o subir de peso, ganar masa muscular…? Cuando sepas hacia dónde querés caminar, te propongo que utilices el ochenta por ciento de tus comidas para lograr esa meta y el veinte por ciento restante para darte los gustos (¡ojo! Si con ese veinte por ciento querés profundizar el plan, ¡adelante!).


Para decidir cómo alimentarte, te recomiendo que diseñes un plan personalizado, equilibrando tus macros y micronutrientes, en lugar de copiar al pie de la letra la dieta que le funcionó al de al lado. Es difícil que te haga bien lo mismo que a una persona con otra contextura, otro metabolismo y, sobre todo, otros objetivos.


A tu plan de comidas te recomiendo acompañarlo con una buena dosis de actividad física, logrando el equilibrio entre la que más te guste, el tiempo que puedas dedicarle y lo que precisa tu salud.


¡Y no te olvides del descanso! Solemos restarle importancia, pero es absolutamente necesario para que cualquier cambio de hábito se internalice y genere buenos resultados. El sueño es regenerativo y, además, la energía que no recuperemos de noche seguramente vayamos a buscarla a la heladera.


¿Un último consejo? Empecemos el año dejando las excusas de lado. Poner el foco en la falta de tiempo, en la falta de orden, en el cansancio… solo nos aleja de nuestra proactividad. Es hora de empoderarnos y conectarnos con nuestras fortalezas. Todo el resto, se fue con el 2020.


Por Matías Marchetti( https://www.instagram.com/matias.marchetti/ ) , licenciado en nutrición y creador del método de nutrición y bienestar MarchettiRules©

Etiquetado como

Deja un comentario