Norte en Línea - Veeam

Desde hace más de un año que las empresas del mundo se vieron sumergidas en el desafío de experimentar y adoptar innovaciones que les permitiera no sólo satisfacer las demandas de sus clientes, sino también dar soporte a sus empleados con respecto al trabajo remoto. Y, sin dudas, Kubernetes (K8´s) han jugado un papel fundamental en la aceleración hacia la transformación digital.

Si la transformación digital del sector sanitario ha pasado a otra escala durante la crisis sanitaria, los últimos acontecimientos la han convertido en una gran preocupación a nivel nacional. Si bien el uso de la tecnología por parte de las personas del sistema sanitario no es nuevo, se está aprovechando cada vez más para practicar y mejorar el servicio de los pacientes, al mismo tiempo que se plantea la problemática de la ciberseguridad.

Gartner estima que, para el 2022, el 75% de los clientes empresariales que utilizan la infraestructura en la nube como servicio adoptarán una estrategia deliberada de multi-nube, en comparación con el 49% de 2017.

Ha pasado un año desde que conocimos al COVID-19, pero la presión sobre las empresas para acelerar sus esfuerzos de transformación digital (DX) no ha disminuido. Por eso, es importante destacar el aumento del modelo de trabajo híbrido.

El crecimiento de doble dígito en todo el mundo es un testimonio del éxito inicial del NUEVO Veeam Backup & Replication v11, la más avanzada solución de protección de datos para cargas de trabajo en la nube, virtuales, SaaS, Kubernetes y físicas

Se acerca el momento de regresar a las oficinas. Los empleados, en su mayoría, están entusiasmados con volver a la rutina laboral. Extrañan a sus colegas, sus lugares favoritos para almorzar y la cultura corporativa en el lugar, que no se puede replicar totalmente en Zoom. Pero los administradores de TI tienen una visión ligeramente diferente.

Como consecuencia de la pandemia por el COVID-19, las empresas recurren cada vez más a soluciones híbridas o en la nube que son más eficaces y rentables para salvaguardar, proteger y recuperar sus datos. Si el intercambio de datos sigue siendo un tema crítico, las compañías deben preguntarse ahora cómo van a conservarlos para hacer frente a los futuros requisitos de seguridad y compliance.

Aunque la crisis sanitaria no ha afectado a todos los sectores de actividad de la misma manera ni con la misma intensidad, ha sumido a todas las empresas, sin excepción, en una ola de incertidumbre económica que probablemente será duradera. Ante esta situación, las compañías no tienen más remedio que hacer todo lo posible para "mantener el rumbo", como haría cualquier capitán de un barco en peligro.

El 58% de los backups de datos están fallando, creando desafíos de protección y limitando las iniciativas de transformación digital.

Cuando la pandemia se extendió por todo el mundo a principios de 2020, los virólogos y los representantes de la Organización Mundial de la Salud (OMS) dijeron que habían advertido repetidamente del peligro inminente, pero que muy pocos los tomaron en serio.