Norte en Línea - Provimi

Continuando con su ciclo de encuentros virtuales que comenzaron en 2020, Provimi Cargill Animal Nutrition presenta a Carlos Seggiaro, reconocido Economista especializado en temas agrarios, para analizar la situación de “El Sector Porcino en el Actual Contexto: perspectivas 2021”. La participación es libre y gratuita a través de la página agroconsultas.com.ar

El estrés calórico es un problema que todos los veranos afecta, en mayor o menor medida, a nuestras vacas lecheras. Debido al incremento en el potencial productivo de los animales y a las mayores temperaturas, consecuencia del efecto del calentamiento global, el manejo del estrés calórico se ha vuelto un desafío cada vez mayor. Tal es así que todos los efectos negativos del calor imponen importantes pérdidas en la productividad de los tambos, tanto en la Argentina, como en todo el mundo.

Un nuevo espacio para compartir conocimiento de Provimi Argentina.

Muchos factores afectan la eficiencia productiva de las cerdas y por ende la rentabilidad de la granja. El principal desafío de alimentar a las cerdas de alta producción es minimizar el balance negativo de nutrientes (energía y proteínas) durante la lactancia, para reducir los problemas de rendimiento reproductivo.

La producción lechera ha mostrado grandes avances en los últimos 70 años. En 1950 esperábamos que las vacas tengan su primer parto con 30 meses de edad y produzcan 2500 lts por lactancia.

Provimi Cargill Animal Nutrition la tiene y se llama Notox Poultry. La línea Notox es eficaz y segura, protege de forma estratégica e inteligente contra las micotoxinas de alta y baja polaridad. No absorbe nutrientes ni vitaminas, y no afecta negativamente a los alimentos. Conocé cómo funciona.

¿Hay una nueva normalidad post pandemia para la producción animal?

Las micotoxinas son sustancias tóxicas y acumulativas resultantes del metabolismo de defensa de los hongos. Aspectos como variaciones de temperatura, humedad, factores climáticos, madurez de la planta en la siembra y cosecha, daños por insectos, así como el almacenamiento inadecuado de los cereales, pueden influir en la aparición de micotoxinas.

La presencia de hongos en los alimentos es muy preocupante, ya que no sólo resta valor nutritivo a la materia prima que usamos en la alimentación de nuestras aves, sino que sus metabolitos secundarios generan pérdidas económicas debido al efecto perjudicial que genera sobre el desempeño de las aves.

La Fundación Cargill, a través de sus referentes comunitarios en los dos centros operativos de Cargill en Venado Tuerto, se ha sumado a la iniciativa impulsada por el Rotary Club con una donación de $1.000.000 para la compra de la Máquina Separadora Celular para Aféresis y varios kits, que hoy dispone el Hospital Regional Alejandro Gutiérrez con sede en esa ciudad.