Que la parada sea estancia

Que la parada sea estancia
15 Oct
2019

Cuántas veces las escalas dejan agotado y con ganas de haber conocido ese sitio un poco más allá del aeropuerto? La tendencia invita a quedarse, aprovechar el trayecto y darle un toque extra al tránsito.

Museos y compras, tiempo libre y excursiones de una jornada, escapadas deportivas o degustaciones gastronómicas... las tentaciones arrasan en el momento de pasar por una ciudad en la que el viajero no se va a quedar. Esa frustración empieza a ser tiempo pasado con las nuevas estrategias de stopover como la que propone Iberia a partir de este mes, con el objetivo de convertir la escala en un destino. El programa Hola Madrid permite pasar de 1 a 6 noches en la capital de España, sin costos adicional en el precio del pasaje, una alternativa que permite aprovechar ventajas y descuentos exclusivos en alojamiento, transporte, compras, gastronomía, paseos y actividades culturales.

De este modo, frente a una escala en Madrid, es posible tomarse entre uno y seis días para conocerla. La parada puede elegirse hacerla a la ida o al regreso en la cantidad de noches a elección. La alternativa, además de dar vía libre al paseo en la capital, también permite optar por algunas soluciones viajeras de alto vuelo en condiciones preferentes.

Sin valijas encima sea llevándolas al hotel y subiéndolas directamente al avión, o con comunicación vigente durante toda la estadía, transporte hacia y desde el aeropuerto o alquiler beneficioso de vehículos. Si te falta algo, no podés escapar de la ciudad sin pasar por El Corte Inglés, no hay nada más madrileño para las compras.


Ir más lejos
Madrid es la ciudad con una mezcla perfecta de cultura y museos épicos, historia y palacios reales, naturaleza y extensos parques, gastronomía y tapas y una bulliciosa vida nocturna. Estas son solo algunas de las cosas que se pueden hacer en Madrid, donde la gran cantidad de atracciones para turistas y lugareños dejan a los visitantes deseando poder regresar.

Cosas imprescindibles incluyen una visita al Palacio Real, hogar de la Familia Real Española durante cientos de años y durante el ascenso y la caída del Imperio Español. Las galerías de arte El Prado y La Reina Sofia ofrecen una colección inigualable de arte mundial, incluidas las pinturas más famosas de los maestros españoles, como Veláquez y Goya. Para los fanáticos de los deportes, una peregrinación al Santiago Bernabéu es absolutamente esencial, para ver el campo donde Di Stefano, Zidane y Ronaldo han entregado milagros deportivos y visitan el famoso Museo del Real Madrid. La ciudad ofrece mucho más que museos, sin embargo, ya sea paseando por el parque El Retiro, un paseo en bote por el lago o una excursión de un día a Toledo o Segovia, nunca faltarán actividades en Madrid.

Madrid es muy apreciada por sus tapas, que a menudo se entregan gratis con cualquier bebida ordenada, con toda una gama de cocinas ibéricas representadas en toda la ciudad. Comer fuera es una parte esencial de la vida local, ya que los lugareños a menudo se cansan de sus noches sentados afuera comiendo y bebiendo en una de las terrazas. Por supuesto, para aquellos que buscan continuar la noche, la ciudad tiene una variedad de vida nocturna con música para todos los gustos, y algunos de los mejores clubes nocturnos latinos del mundo.

Si la energía lo permite y la estadía se extiende, se puede colocar la mano como visera y trasladarse más allá. Toledo está a un paso y se puede optar desde una excursión clásica, a un recorrido experto por la Catedral, o el completo con los siete monumentos básicos. Tapas y cata de vino son una propuesta tentadora. Segovia, Soria o un viaje exquisito en tren para conocer El Escorial.


La esencia misma
Descubrir pequeños sitios como lugareños es una experiencia que el viajero esperto aprecia. Adentrarse de lleno en la cultura cervecera es una atracción inesperdada. En La Cervecista se pueden descubrir más de 400 referencias diferentes locales y extranjeras, dejándose asesorar por los maestros cerveceros. Y si hay ganas de iir más allá, una cata exclusiva espera con tres cervezas de regalo.

El sinónimo ideal de la España gastronómica es tapas. Un recorrido de tres largas horas por la tarde permite conocer al menos cuatro de los bares mas célebres que zambullen en las atmosféricas calles de Madrid. Se pueden testear 10 veriones mientras se aprende sobre el patrimonio culinario brindando con vinos locales, lo que completa una exquisita experiencia epicúrea.

Imposible resistirse a un tablao flamenco. La sugerencia es Torres Bermejas para ver un espectáculo de canciones y bailes, mientras la cena suculenta pasa ante los ojos y los paladares.


Por Flavia Tomaello, https://flaviatomaello.blog/ , Instagram @flavia.tomaello

Etiquetado como

Deja un comentario