Norte en Línea - Mi tesoro nacional

Mi tesoro nacional

Mi tesoro nacional
10 Jun
2024

Amanecer, gotas de rocío en la mansedumbre, el sol naciente va asomando su tibio rostro, mi rancho sopla entre las rendijas de mi ventana, sonora melodía de la mañana, el gallo canta, inflando su pecho, perro y gato juntos alrededor de la salamandra, arriba una pava chirriando y ahí comienza la magia.

Mate de mil colores, yerba a gusto, siguiendo la tradición, quizás un yuyito para el amor, algún burrito o cedrón, como mi abuela decía. Eso en mi casa era tradición, un cuenco despierta tanta pasión, cuando la yerba cae el mate se llena y a un ángulo proporcional lleno de agua, acompañado a veces con torta frita, torta o lo que halla en la mesa, que lindo es ver con orgullo esa textura justa de burbujas y yerba y decir ¡Que buen mate!


A veces en soledad es un buen compañero. Mates si los hay, acompañando en mis noches de estudios, ahí está y en una juntada con amigos, entre chisme y chisme. Pone la pava que ya vamos a empezar... ¡Cuántos momentos lindos compartimos! Si los hay, para mí, mi equilibrio y mi paz, sé que si empiezo con un mate va ser un gran día, testigo de confidencias o reuniones familiares, ahí está siempre. Mate que va bailando de aquí para allá, de brazo en brazo, él va. Las tardes en la playa cuando cae el sol frente al mar, mi mate y yo contemplando las olas que vienen y van. Si me rompieron el corazón, me tomo un mate, él siempre está y ahí, amigas si las hay, te dicen tomate un mate, todo va a pasar.


Desde la gauchada hasta la actualidad, si hay algo que tenemos es nuestro mate, tesoro nacional y ahí, donde todo comienza, mi rancho pone la pava en la salamandra, que todo vuelve a comenzar... que nunca ha de faltar y si hay hambre, unos ricos mates nos suelen acompañar y hoy salimos a pasear. Ya sea en una alta cumbre, a orillas del mar o en un campo el siempre estará, mate, bombilla y yerba, mi tesoro nacional.


Por Ruth Sánchez (Escritora de Argentina)

Etiquetado como

Deja un comentario