Imprimir esta página

Entre aguas

Entre aguas
16 Sep
2019

Con inspiración en uno de los mejores restaurantes de Venecia, Cipriani comparte el nombre del otro lado del océano para recrear una experiencia gastronómica inolvidable en el Copa de Río de Janeiro.

Hay un choque de mundos que, con inteligencia, se armoniza amablemente. Está allí la mítica piscina del Belmond Copacabana Palace que remite a una cálido paseo entre los 50 y la contemporaneidad. Pero delante, aparece un deslumbrante restaurante que casi toma por sorpresa. Se ve, claro, desde fuera, pero uno no se detiene en el detalle hasta que se tropieza con la puerta.

Ubicado en el corazón del Copacabana Palace, bajo el edificio Art Decó, el Cipriani es uno de los restaurantes más exquisitos de Río de Janeiro. Con sus pisos de mármol y sus ventanas estilo francés, cuenta con un exclusivo chef de Venecia que prepara platos típicos del norte de Italia con un toque brasilero.

Personifica la evolución del legendario hotel, inaugurado en 1923, desde su compra por Belmond en 1989. El Cipriani ha sido una de las mejores opciones de Río de Janeiro para la cocina italiana desde la década de 1990, cuando reemplazó a Bife de Ouro, el Golden Steak, como el restaurante principal del hotel.

En 2011, el restaurante fue completamente rediseñado. El arquitecto francés Michel Jouannet, también responsable del trabajo en el Hotel Cipriani y la renovación del otro establecimiento Belmond de Brasil, el Hotel das Cataratas, en las Cataratas del Iguazú, llevó el clima veneciano al ambiente.

La Serenissima del cono sur
Los detalles de lujo incluyen lámparas Fortuny, acuarelas que representan escenas de Venecia, lámparas de techo que son exactas a las de una habitación del hotel Cipriani. En las amplias ventanas que dan a la piscina del Palacio de Copacabana, cortinas blancas que recuerdan las de los cafés de la Piazza San Marco.

El ambiente resultante, bastante romántico, combina maravillosamente con la decoración general del hotel, que se ha beneficiado de varias renovaciones desde principios de la década de 1990 y aprovechó al máximo el diseño original del arquitecto francés Joseph Gire, quien, a su vez, se inspiró en los más seductores hoteles de la Costa Azul como Le Negresco en Niza.

Al igual que el Copacabana Palace Hotel, la decoración del restaurante Cipriani también es súper clásica, con tonos de rojo, dorado y arreglos florales. Las mesas frente a la piscina son imperdibles.

Un lugar sofisticado que hace viajar a través de la cocina típica italiana, además de un ambiente lujoso con un aire más serio e imponente, tiene una cocina deliciosa y moderna. Un menú centrado en productos italianos, cada plato posee una identidad auténtica con técnicas culinarias modernas firmadas por el chef Nello Cassese. Como el menú consiste en una comida típica del norte de Italia, hay pasta, risotto y carne.

Cassese nació en Nápoles. Su objetivo en el Cipriani con recetas que van desde las más simples que aprendió de su abuela. a las más atrevidas. Hay un instante donde el clima logra la magia y se puede escuchar el golpear del agua en la costa. Tal como en los canales de Venecia, pero la melodía las acompansan otras aguas, otro continente, otra cocina, pero casi como aquélla.


Por Flavia Tomaello, https://flaviatomaello.blog/ , Instagram @flavia.tomaello

Etiquetado como