Norte en Línea - El pingüino emperador se podrá adaptar al calentamiento global

El pingüino emperador se podrá adaptar al calentamiento global

Pingüinos emperador adultos con sus crías (Aptenodytes forsteri) - foto BAS Pingüinos emperador adultos con sus crías (Aptenodytes forsteri) - foto BAS
19 Oct
2021

Estudios recientes sugieren que las poblaciones de pingüinos emperador (Aptenodytes forsteri) disminuirán en las próximas décadas debido al cambio climático.

El análisis de las observaciones satelitales revela que las colonias de pingüinos emperador, que es el más grande de las 18 especies de pingüinos existentes, se mudaron de sus lugares de reproducción tradicionales durante los años en que la fina capa de hielo costero (hielo marino) se formó más tarde de lo habitual, a las plataformas de hielo flotantes mucho más gruesas que rodean el continente.


El emperador es la única especie de pingüino que se reproduce durante el invierno antártico, soportando temperaturas por debajo de los 30° C bajo cero. Los emperadores llegan a sus lugares de reproducción (generalmente en abril) y permanece hasta que los polluelos empluman (generalmente en diciembre). Si el hielo marino se rompe demasiado temprano en la temporada, como ya ha sucedido, el resultado es una alta mortalidad de polluelos. Varios años de hielo marino deficiente conducirán a un escaso éxito reproductivo, disminución de la población y eventual extinción de la colonia.


En un informe publicado en la revista PLOS ONE, un equipo de científicos de British Antarctic Survey (BAS), la División Antártica Australiana y la Institución Scripps de Oceanografía en UC San Diego en California, describen este extraordinario cambio de comportamiento.


El autor principal, Peter Fretwell de BAS, dijo: “Estas carismáticas aves tienden a reproducirse en el hielo marino porque les da un acceso relativamente fácil a las aguas donde cazan para alimentarse. Pero durante varios años el hielo marino, debido al cambio climático, no se formó hasta un mes después de que comenzara la temporada de reproducción. Durante esos años, las aves se trasladaron a la plataforma de hielo flotante vecina para criar a sus crías”. El descubrimiento sugiere que la especie puede ser capaz de adaptar su comportamiento reproductivo.


La dependencia de los pingüinos emperador del hielo marino como plataforma de reproducción, junto con la preocupación reciente por los patrones cambiantes del hielo marino, ha llevado a que la especie sea designada como "casi amenazada" por la lista roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN por sus siglas en inglés), pero los investigadores recomiendan que el estatus de la IUCN para la especie se eleve a 'vulnerable', y además que el Tratado Antártico incluya al pingüino emperador como una especie especialmente protegida.


Estas recomendaciones se basan en la disminución prevista del hielo marino, un hábitat que se espera siga disminuyendo año tras año. El hielo marino es importante para la especie de dos maneras; en primer lugar como plataforma de reproducción y, en segundo lugar, como entorno de alimentación. Una disminución en la distribución del hielo marino tendrá un impacto negativo en las redes tróficas, reduciendo el número de krill (Euphausia superb) y los niveles tróficos más altos que se alimentan de krill como el calamar glacial (Pleuragramma antarcticum); dos especies que componen la mayoría de la dieta del emperador. Una disminución en la disponibilidad de alimentos puede afectar negativamente la supervivencia, el éxito reproductivo, el reclutamiento y, por lo tanto, el tamaño de la población.


En los últimos años, la tecnología satelital ha mejorado significativamente la capacidad de los científicos para localizar y monitorear las poblaciones de pingüinos emperador.


Bárbara Wienecke de la División Antártica Australiana opina que: “Estos nuevos hallazgos son un importante paso adelante para ayudarnos a comprender lo que les depara el futuro a estos animales, sin embargo, no podemos asumir que este comportamiento está generalizado en otras poblaciones de pingüinos. Todavía tenemos que descubrir si otras especies también pueden adaptarse a las condiciones ambientales cambiantes”.


Sigue siendo incierto si tales factores proporcionarán un alivio temporal o permanente de los impactos del cambio climático. Para seguir realizando localizaciones y monitoreos de la especie los investigadores utilizarán la tecnología satelital.


Se predice que la pérdida futura de hielo marino alrededor de la costa antártica tendrá un impacto negativo en el número de emperadores; estimaciones recientes sugieren una reducción a la mitad de la población para 2052 y que las colonias más al norte, por encima de los 70 ° S, se perderán por completo.


Protección especial para los emperadores
Un equipo internacional de investigadores público en la revista Biological Conservation la necesidad de medidas adicionales para proteger y conservar una de las especies antárticas más emblemáticas, el pingüino emperador.


Los investigadores revisaron más de 150 estudios sobre la especie y su entorno, así como su comportamiento y carácter en relación con su biología reproductiva. Las proyecciones actuales sobre el cambio climático indican que el aumento de las temperaturas y los patrones cambiantes del viento tendrán un impacto negativo en el hielo marino en el que se reproducen los pingüinos emperador; y algunos estudios indican que las poblaciones de emperadores disminuirán en más del 50% durante el siglo actual.


El Dr. Philip Trathan, Jefe de Biología de la Conservación en British Antarctic Survey, dice: “El índice actual de calentamiento en partes de la Antártida es mayor que cualquier otro registro glaciológico reciente. Aunque los pingüinos emperador han experimentado períodos de calentamiento y enfriamiento a lo largo de su historia evolutiva, las tasas actuales de calentamiento no tienen precedentes.


“Actualmente, no tenemos idea de cómo se adaptarán los emperadores a la pérdida de su hábitat principal de reproducción: el hielo marino. No son ágiles y les será difícil subir a través de las barreras costeras empinadas con alturas mayores a 30 metros.


Varios países cuyos investigadores han participado en este trabajo científico, notificaron durante la Reunión Consultiva del Tratado Antártico de 2019, celebrada en Praga, que los pingüinos emperador estaban amenazados por la pérdida de su hábitat de reproducción y que deben desarrollarse más protecciones.


Los pingüinos emperador son únicos entre las aves porque se reproducen en el hielo marino antártico estacional. Necesitan hielo marino durante el tiempo que incuban sus huevos y mientras crían a sus polluelos. Los emperadores también necesitan hielo marino estable después de completar la reproducción durante el tiempo en que emprenden su muda anual, un período durante el cual no pueden ingresar al agua ya que sus plumas ya no son impermeables.


En el caso de los pingüinos, la mayoría de las amenazas no suelen ser visibles. La protección de los hábitats de los pingüinos es crucial para su futura supervivencia. Esto podría ser en forma de reservas marinas a escala apropiada, incluidas algunas en alta mar, en áreas fuera de la jurisdicción nacional.


El uso de la zonificación espacial podría reducir la superposición de pesquerías, plataformas petrolíferas y rutas de navegación con áreas del océano utilizadas por los pingüinos; el uso de métodos de pesca apropiados para reducir la captura accidental de pingüinos y otras especies; y el uso de reglas de captura de pesquerías con base ecológica para limitar las capturas permitidas por los pescadores, particularmente cuando se dirigen a especies que también son alimento para los pingüinos.


Conclusión
Desde la Asociación Amigos de los Parques Nacionales consideramos que los principales problemas que afectan a las poblaciones de esta y otras especies son la: degradación del hábitat terrestre, contaminación marina, pesca incidental y competencia de recursos, variabilidad ambiental, el cambio climático e intoxicación y enfermedades por algas tóxicas.


Los científicos recomiendan la adopción de medidas para mitigar una variedad de efectos que incluyen; escasez de alimentos (donde las pesquerías compiten por los mismos recursos), quedar atrapado en redes de pesca, contaminación por petróleo y cambio climático. También se podrían implementar varios otros métodos de gestión basados en la ecología.


Por Prof. Norberto Ovando
* Presidente / Asociación Amigos de los Parques Nacionales (AAPN)
Experto Comisiones Mundial de Áreas Protegidas (WCPA) y,
Educación y Comunicación (CEC)
Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN)

Etiquetado como

Deja un comentario