Norte en Línea - Carlos Vives, En Diálogo con Longobardi
Imprimir esta página

Carlos Vives, En Diálogo con Longobardi

Carlos Vives, En Diálogo con Longobardi Crédito de En Diálogo con Longobardi/CNN En Español
02 Mar
2020

“El aborto es un asunto de salud. Hay que proteger a la mujer”.

El cantante colombiano Carlos Vives, en Miami, entrevistado por Marcelo Longobardi. Venezuela, el aborto, las migraciones, su defensa del capitalismo y la música, con la sorpresa de que está produciendo un disco para Soledad Pastorutii, fueron algunos de los temas de la charla, por CNN En Español.


Sobre el fenómeno cultural de la proyección global de la música latina, con la cumbia colombiana como inicio:
“¿Quién no quiere vivir con alegría, feliz? Y nuestra música latina, lo que yo llamo los hijos de la cumbia, porque el vallenato es una entrada a descubrir muchas cosas de la música: por ejemplo, a entender que el vallenato es hijo de la cumbia. Y que la cumbia es el regalo de Colombia a la música del mundo, un regalo de hermandad que se fue de Colombia y se quedó en lugares donde se necesitaba. Hoy tenemos cumbias mexicanas, la cumbia villera argentina. La cumbia al final nos representa porque la cumbia es América, tiene una gran genética americana de pueblos nativos que estaban de la época prehispánica, Europa que nos llegó con su polca y África. Entonces nos representa, con un gran poder andino, indígena, europeo y africano. Y las orquestas colombianas de los años 60, los Wawanco, El Cuarteto Imperial, llevaron esa cumbia ya industrializada que tomaban esos grupos de esas tradiciones. Se lo llevaron, y Argentina −que ha sido una gran potencia en emitir cultura− recibió y proyectó mucho de esa música. Bovea y sus Vallenatos era un grupo de la zona Caribe donde yo vengo, que también emigró hacia Argentina y ellos llevaron un poco ese movimiento que llegó a los lugares más humildes.”

La diferencia entre vallenato y reggaetón:
“Si tú le sigues la huella al reggaetón vas a llegar a Panamá, es un territorio muy cercano históricamente a nosotros, musicalmente compartimos muchas cosas. Entonces uno entiende que el reggaetón es esa escuela del hip hop norteamericano que se alimenta de cosas muy ancestrales nuestras. La cumbia tiene mucho que ver con el reggaetón, porque está en los orígenes. Esos sonidos muy ancestrales nuestros están en el origen del reggaetón. El reggaetón no es más que sonidos muy contemporáneos, muy modernos, máquinas que llegaron con esta industria y aplicamos patrones muy tradicionales. Por eso es muy fácil que nosotros pongamos sentimientos vallenato sobre el reggaetón, con el dance hall. Todos esos patrones muy mecánicos. Y es una suerte porque para uno que escogió hacer cumbias o trabajó con los vallenatos, estos nuevos sonidos casan muy bien. Hacer un vallenato desesperado, como yo lo llamé la primera vez, y enviárselo a Shakira y que ella le ponga el patrón del dance hall y podamos hacer esa canción que hicimos es porque estamos conectados. No hay manera de hacerlo a la fuerza. A veces usamos un término que no creo correcto: que se fusionan. No, ya somos fusión, ya como americanos somos una fusión, somos el resultado de una fusión histórica, humana. Yo me sumergí en el vallenato y aparecí en el sur de Estados Unidos. El presidente del festival de jazz de Nueva Orleans me ve tocando vallenatos en los Grammys y me busca y me dice: <¿qué es eso?>. Y me dice: <tú tienes que conocer los tríos de acordeón de Nueva Orleans>.”

Su encuentro con Barack Obama y por qué le dedicó un Grammy:
“Terminé en una conferencia con Obama. Un día me emocioné y le dediqué un Grammy que me gané, porque habló tan bien de los latinos y de la importancia de los latinos en este país, que esa noche me emocioné y cuando fui a recibir mi premio se lo dediqué a Obama. Me emociona la gente que valora el trabajo de los latinos en un país como Estados Unidos. Yo creo que nuestra cultura y nuestra gente ha hecho un gran aporte a este país y entonces a mí me gusta que nos vean más como amigos que como enemigos.”


Acerca del miedo como inductor de conductas racistas:
“Cuando uno se cria, o crece, o vive en un lugar como el que nosotros vivimos es algo que hay que superar. Porque está en nuestra historia no reconocernos, nos ha traído muchos problemas. Vivir en la diversidad tiene que enseñarnos a vivir unidos. No hemos aprendido a vivir unidos en la diversidad, nos seguimos como apartando. Entonces allá van los negros, allá van los indios y aquí estoy yo, que vine de Europa. Y eso al final lo que uno aprende como artista, y que te enseña la música: la música te enseña a superar eso.”

Sobre la influencia en su música del tango y del rock argentino:
“El tango está en mi música, más porque lo heredé de muchas maneras. La nostalgia está en nuestra música. Yo puedo hacer cosas muy alegres, pero siempre hay una armonía allí, que después yo descubrí en el rock argentino. Yo salí del colegio a los 18 años y cuando llegué a la universidad, en las calles descubrí grabaciones de rock argentino. No solamente Charly, sino que Tanguito, te puedo hablar de Cantilo y Puch, Luis Alberto ni hablar. Luis Alberto es algo fuera de serie. El Capitán Beto nos marcó. Yo decía: mi abuelo era súper fanático de Gardel y Gardel se muere en Medellín. Y mi abuelo era de Medellín. Nosotros heredamos los discos, mi mamá era muy gardeliana también. Y después cuando yo descubro el rock argentino había mucho de ese tango en el rock and roll. E hizo para mí que el rock argentino tuviese un peso especial dentro del rock en nuestro idioma. Una escuela, sus influencias inglesas, sus influencias norteamericanas, indudablemente, pero con un contenido de mucho peso porque había también una herencia muy argentina en su situación, en su política, sus problemas. Me fascinó. Hay cosas que yo escribo y yo siento a Charly ahí. Tanto los quisimos que un día la vida nos los puso muy cerca. Cuando Soda comenzó a ir a Colombia, tuve la oportunidad de hacer una comida en casa, de que estuviera Gustavo, Charly y Zeta. No va a pasar de moda porque hay nuevas generaciones que lo descubren. Su obra va pa siempre. Siempre le digo a Charly que su música no va a desaparecer.”


Acerca de la situación de la región y el capitalismo como solución:
“Nos pide tiempo para pensar. No nos seguimos reconociendo, seguimos como que estamos por bandos, como tribal todavía. Mucha ruptura social. Me preocupa mucho cuando los ricos se empiezan a aburrir de los pobres y los pobres se empiezan a aburrir de los ricos. Vivimos en sociedades muy disímiles, muy fragmentadas socialmente y lo que tenemos que encontrar es ayudarnos, porque yo creo que el capital, el sistema en el que vivimos puede hacer mucho, en vez de seguir ampliando su mala fama. Creo que los Estados productivos y el capitalismo puede producir y produce riqueza, puede ser menos egoísta y puede solucionar definitivamente muchas cosas de las desigualdades a las que hemos llegado en nuestros países. En otros países lo han superado, hay como una mezcla de un capitalismo social o de pensamientos sociales aplicados dentro del capitalismo productivo y han logrado cosas increíbles y debería ser un ejemplo para nosotros, donde la brecha en lo social se extiende.”

Sobre la protección del agua y el medio ambiente y su nuevo álbum “Cumbiana”:
“Cuando uno trabaja con la cumbia y los vallenatos terminas descubriendo el territorio de la cumbia: donde nace la cumbia es un sistema de ríos y de ciénagas, un sistema anfibio muy delicado, con estas montañas. La mayor altura de Colombia, 5800 metros sobre el nivel del mar, es en la costa Caribe: una montaña con nieve. Que cuando una montaña con nieve está en el Caribe es la primera que está en riesgo por esa altura impresionante, esa depresión costera que es la mayor depresión costera del mundo. Entonces cuando tú descubres que lo que tú haces viene de allí, que es una cultura milenaria que desapareció, que nos dejó una riqueza geográfica increíble, es imposible no preocuparte. Tengo un álbum nuevo, que se llama ‘Cumbiana’, que va más allá de hablar del ritmo de la cumbia sino realmente del universo que representa la cumbia como cultura, y esa fusión de culturas de lo que somos y la importancia de llamar la atención sobre ese espacio geográfico que no estamos cuidando tanto.”

Fanático del fútbol. ¿Messi o Ronaldo?
“Por los dos tengo mucha simpatía. Claro: Messi representa ese fútbol más humilde que llega a la cumbre, ese jugador más humilde de barrio y llega a los más alto. Cristiano es más impetuoso, Messi es más humilde, además en su actitud de bueno.”


Sobre la migración venezolana a Colombia:
“Hay que entender un poquito lo que ha sido la historia entre nuestros dos países, que éramos uno solo, nos dividimos y quedamos uno de un lado y del otro. Si tú vas al Caribe… Yo me fui a vivir a Puerto Rico en el año 87 y cuando la gente me oía hablar pensaba que era venezolano, porque había la referencia del paisa. Y yo hablaba costeño, y hablaba caribe, y para ellos era venezolano. Y eso es verdad: tú vas a los llanos orientales y compartimos culturalmente con los venezolanos la música de los llanos, y se visten igual los de un lado y de otro. Somos tan hermanos… Pero la política nos creó ciertas diferencias y hoy siento que muchos de ellos sufren también por eso. Hay muchos colombianos que desconocemos al venezolano, hay otros que estamos más relacionados históricamente, entonces no es fácil. Entonces uno como artista, y yo con mis hijos, en mi comunidad donde vivo, trato de que ellos se sientan bien, de que si ellos vienen a Colombia tienen a sus hermanos de este lado, que no se sientan solos. Esa es mi posición personal, la de mi familia, con los venezolanos que nos encontramos en las calles: somos la misma gente, somos hermanos y nuestra responsabilidad es hacerlos sentir bien, no hacerlos sentir mal. Cuando Venezuela era el norte, era la súper potencia, mucha gente de mi tierra buscando nuevas oportunidades emigró a Venezuela. Allá les abrieron las puertas. Mi trabajo en Colombia, como artista, es contarle a la gente que no lo sabe esa relación tan íntima que tenemos con ellos, que somos como hermanos y somos lo mismo.”


Acerca del aborto:
“Ahí lo médico entra a jugar un papel importante. Creo que hay que proteger a la mujer. Este tema debe llevarnos a pensar en la importancia de proteger a la mujer, de proteger a los niños. De protegernos. En el tema del aborto es muy importante algo que tiene que ver con la medicina, con la salud, con proteger a la mujer. Creo que tiene que ver por supuesto con lo que ella siente, pero también tiene que ver con algo donde no se sienta desprotegida, que tenga la compañía de su familia o del Estado, algo que no la lleve a algo que le haga daño.”

Sobre el proceso de paz en Colombia:
“Estamos caminando hacia la paz, caminamos hace mucho tiempo hacia la paz. Pero yo creo que nos falta llegar a más acuerdos, nos falta fortalecer los acuerdos. Hay lados políticos que no están tan de acuerdos con lo que ha planteado otro lado político. Entonces tenemos que fortalecerlo, tenemos que encontrar ese camino. Y yo creo que hay que seguir caminando hacia ese lado.”


Acerca del disco que le está produciendo a Soledad Pastorutti:
“Sole, cuando yo llegué a Argentina por primera vez, era una niña, una culicagada, chiquitica. Y se me acercó un día, y siempre he hablado con ella para ver si se acuerda, y me dijo: <Yo voy a hacer con la música argentina lo que tú hiciste con la música de Colombia>. Y desde entonces tengo a Sole en mi corazón. Siempre tuve como las ganas de meterme en su proyecto y nunca tuve la oportunidad, incluso cuando la trajo Emilio aquí por primera vez, yo quería estar en ese proyecto. Estamos muy conectados por los Andes, yo le digo a ella que los Andes nos conectan, nos marcan. Lo nuestro suena como música caribe, pero resulta que el Caribe nuestro tiene un pie en los Andes y el otro en las Antillas. Eso tiene la cumbia y el vallenato, y por eso son tan universales.”

Etiquetado como