Cientos de vecinos celebraron las Fiestas Patronales de San Isidro

El gran cierre fue un concierto de electrotango que incluyó un mapping sobre la Catedral. Previamente grandes y niños se reunieron para festejar en la Plaza Mitre con una kermesse para toda la familia, la tradicional procesión y la misa.

Con actividades para toda la familia, el Municipio de San Isidro organizó ayer por la tarde los festejos por San Isidro Labrador y los 313 años de la fundación del distrito en la Plaza Mitre.


Cientos de vecinos se reunieron en el casco histórico para disfrutar de una kermesse para toda la familia, un gran show de electrotango que incluyó un mapping sobre la fachada de la Catedral y, en el medio, la misa y la tradicional procesión por las calles principales del centro comercial.


“Celebramos a nuestro santo en comunidad, con las familias disfrutando juntas. San Isidro Labrador es sinónimo de trabajo y esfuerzo, como lo es nuestro municipio. Un lugar de referencia, preconstitutivo de la Nación y la Provincia, que cuida lo suyo, integra y cobija a todos los estratos sociales. Y lo celebramos con la comunidad, en alegría y esperanza”, expresó Gustavo Posse, intendente de San Isidro, tras participar de la misa precedida por el párroco Carlos Avellaneda.


La celebración, con acceso gratuito, comenzó a las 14:00, cuando la Plaza Mitre se convirtió en una gran feria de entretenimientos a cielo abierto con puestos para hacer puntería, derribar, embocar y poner a prueba habilidades, y premios para todos. Entre tanto juego, un grupo de clowns de la reconocida escuela de Marcelo Katz entretuvo a todos con sus trucos de magia, canciones y risas.


“Es un gesto de recuperación de la antigua kermesse y de dejar claro que esta fiesta debe renovarse y seguir convocando a las nuevas generaciones para que en ellas siga viva. Una fiesta que ocupa el espacio público, busca el encuentro y convoca al cierre a artistas contemporáneos que usan nuevas tecnologías. Estamos acá, con los pies en el pasado, defendemos nuestro patrimonio, pero lo hacemos con la mirada hacia el futuro”, dijo Eleonora Jaureguiberry, subsecretaria de Cultura.


El gran cierre a puro electrotango llegó pasadas las 18:00, cuando caía el sol, bajo un repertorio de clásicos como Milonga sentimental, fragmentos de La viruta y varios temas propios del grupo recién llegado de gira europea. Así, con un mapping dirigido por Di Génova, junto a Santiago Saponi, la Catedral fue tomando nuevos colores a modo de pinceladas, del rosa y el celeste, al fucsia y el amarillo, siguiendo los contornos del rosetón y los ornamentos de la trabajada fachada del templo, cuya piedra fundamental se colocó en 1895.


“Los 15 de mayo me traen miles de recuerdos de cuando era chica, y salíamos a la calle para divertirnos y venir a la kermesse. Es todo espectacular esto”, comentó Viviana Silva, de Beccar.


Mónica Zavala, de Beccar, remarcó: “Me remite a mi infancia. A salir a la calle, a estar en comunidad, pasándola bien todos. Es excelente que se haya vuelto a esto”.


“Los festejos están muy buenos, al igual que compartir con toda la comunidad. Vengo acá para disfrutar, ver la orquesta de tango y bailar un poco”, concluyó José Terra, de Martínez.

Medios

Deja un comentario