Norte en Línea - ¿Cómo cuidar y preservar la sexualidad a lo largo de toda la vida?

¿Cómo cuidar y preservar la sexualidad a lo largo de toda la vida?

¿Cómo cuidar y preservar la sexualidad a lo largo de toda la vida?
23 May
2024

Desde OSPEDYC explican la importancia de cuidar la sexualidad y conocer cuáles son los derechos que todas las personas deberían recibir. En este marco, la Dra. Valeria El Haj brinda algunos consejos sobre protección, relaciones y equilibrio en la salud.

La sexualidad es un aspecto central del ser humano, presente a lo largo de la vida y abarca la actividad sexual, la identidad de género, la orientación sexual, el erotismo, el placer, la intimidad y la reproducción. La sexualidad es una fuente de placer y bienestar y contribuye a la relación personal y a la satisfacción general.


Entendiendo ya la definición, se deben conocer además cuáles son los derechos sexuales que las personas deben recibir y respetar, es decir la libertad de las personas para ejercer su sexualidad de forma saludable, sin ningún tipo de abuso, coerción, violencia o discriminación.


¿Cuáles son los derechos que se deberían garantizar que las personas gocen de su sexualidad?
La Dra. Valeria El Haj, Directora Médica Nacional de OSPEDYC, hace un punteo de los derechos más importantes para las personas y qué significa cada uno:

1- Derecho a la atención de la Salud sexual: esto implica que la atención debe estar disponible para la prevención y el tratamiento de todos los problemas, preocupaciones y trastornos sexuales, además del acceso a los métodos anticonceptivos.


2- Derecho a la autonomía, integridad y salud sexual: es decir, que todas las personas tienen derecho a controlar y decidir libremente sobre asuntos relacionados con su cuerpo y su sexualidad, incluyendo la elección del comportamiento, prácticas, parejas y relaciones interpersonales con el debido respeto a los derechos de los demás.


3- Derecho a la privacidad sexual: todas las personas tienen derecho a tomar decisiones sobre las conductas sexuales en el ámbito de la intimidad, sin divulgar a otras personas la información personal sobre la sexualidad.


4- Derecho a la equidad sexual: es decir, la oposición a todas las formas de discriminación, independientemente del sexo, género, orientación sexual, edad, raza, clase social, religión, limitación física o emocional.


5- Derecho al placer sexual: el placer es una fuente de bienestar tanto físico como psicológico, intelectual y espiritual.


6- Derecho a la expresión sexual emocional: la expresión sexual va más allá del placer erótico en los actos sexuales. Todo individuo tiene derecho a expresar su sexualidad a través de la comunicación, el contacto, la expresión emocional.


7- Derechos a la libre asociación sexual: es la posibilidad de contraer o no matrimonio, de divorciarse y de establecer otros tipos de asociaciones sexuales responsables. El matrimonio debe ser abierto a cualquier pareja de adultos que quieran contraer este contrato, independientemente de su orientación sexual.


8- Derecho a la toma de decisiones libres y responsables: esto abarca el derecho a decidir tener o no hijos, el número y espaciamiento entre cada uno, y el derecho al acceso pleno a los métodos de regulación de la fecundidad.


9- Derecho a la información basada en el conocimiento científico: implica que la información sexual debe ser generada a través de la investigación científica libre, así como el derecho a la difusión apropiada en todos los niveles sociales.


10- Derecho a la Educación Sexual Integral: este es un proceso que se inicia en el nacimiento y dura toda la vida y que deberá involucrar a todas las instituciones sociales. Se incluye la valoración de la afectividad, el cuidado del propio cuerpo y el del otro, valoración y respeto a la intimidad, la prevención del abuso sexual en la infancia y la adolescencia, las relaciones entre varones y mujeres, nuevas formas de organización familiar y el respeto por la diversidad de identidades.


11- Derecho a la libertad sexual: es el derecho a la libertad de elección sexual del individuo. Es la facultad de la persona para determinarse en el ámbito de su sexualidad, sin más limitaciones que el respeto de la libertad ajena, facultad que se expande hasta utilizar el propio cuerpo a voluntad.


¿Cómo cuidar la salud sexual?
El Haj explica de qué manera cuidar la salud sexual: “Teniendo relaciones sexuales saludables, respetándose mutuamente, disfrutando del sexo, practicándolo de modo seguro y con protección y sin hacer nada que no se desee”. Además agrega que “es importante hacer ejercicio con regularidad porque por un lado aumenta el deseo sexual y, por otro, mejora la condición física y algunos ejercicios como natación o pilates pueden fortalecer el suelo pélvico”.


Dejar el tabaco ya que puede ser causa de disfunción sexual; tener una dieta equilibrada; . no realizar prácticas de riesgo, ya que podrían generar problemas de salud, de sufrimiento y de desequilibrio personal y social.Además, es importante prevenir las enfermedades de transmisión sexual con preservativo y prevenir los embarazos no deseados con métodos anticonceptivos o preservativo


Es importante prestar atención a las relaciones tóxicas; toda relación de pareja debe ser una relación entre iguales, consentida por ambas partes, sin presión, chantaje o violencia. “Es importante conocerse, aprender a querernos, valorarnos, gustarnos. La comunicación con la pareja es primordial. Y por último, el sexo es un hábito que hay que entrenar y dedicarle tiempo” finaliza la especialista.



Tagged under

Leave a comment