Norte en Línea - Space Guru

El consumo injustificado, que hoy en día es tan común, impacta directa y negativamente en el medio ambiente e incluso en el orden de tu hogar. Según un estudio de la consultora TrialPanel, 3 de cada 4 personas guardan objetos que no usan: ropa, libros, trabajos escolares, estudios médicos, adornos, papeles de oficina, cajas, juguetes, todo resiste en los diferentes espacios de los hogares argentinos.

En esta época del año se hace evidente el deseo de cambiar y renovar energía, de cara a los meses más fríos del año.

Con el surgimiento de la pandemia, empresas de todos los rubros y verticales tuvieron que adaptarse a una nueva forma de trabajo remoto. El Home Office, la modalidad de trabajo a distancia y los modelos mixtos son hoy un tema de discusión permanente entre empresas y equipo de Recursos Humanos.

Para 2022, la startup apunta a ser neutra en carbono y tener el 20% de sus proveedores con prácticas ecológicas y sociales.

Parecía un beneficio único de algunas industrias, pero la pandemia lo convirtió en la nueva normalidad. El home office llegó para quedarse y los números de un reciente informe de Adecco Argentina lo avalan: sólo el 17% de los empleados tienen pensado volver a las oficinas cuando pase la pandemia o cuando estén dadas las mínimas condiciones de seguridad sanitaria, mientras que el 58% continuará con la modalidad teletrabajo durante 2021.

Invertir en los hogares fue una tendencia que se consolidó durante los meses de cuarentena por el Covid-19. La imposibilidad de viajar, el alto valor del dólar -y las limitaciones para su compra-, y el mayor tiempo de permanencia en las casas, cambió los hábitos y el orden de prioridades para las personas que durante el verano seguirán destinando sus ahorros a acondicionar y poner lindos sus hogares.

Optimizar cada uno de los rincones de la casa y departamento para garantizar mayor comodidad y funcionalidad, es la clave fundamental para mejorar la calidad de vida frente al contexto que estamos atravesando.