Norte en Línea - PwC

En un año en que las empresas han tenido que transformar la manera en que satisfacen las necesidades de la sociedad y el medio ambiente, las empresas familiares corren el riesgo de quedarse atrás, según la nueva encuesta global de PwC “Family Business Survey 2021” a 2.801 propietarios de empresas familiares.

En la actualidad se les pide a los líderes que estén al mando en un mundo que no se parece en nada a lo que se haya experimentado alguna vez. Tal como describe el marco ADAPT de PwC, nos enfrentamos a desafíos significativos y cada vez más urgentes que afectan a individuos, organizaciones, gobiernos y sociedades por igual. Estas tendencias pueden estar perjudicando el proceso de toma de decisiones y surge la necesidad de una nueva forma de liderazgo.

● En los próximos diez años, más de la mitad del impacto económico (US$ 530.000 millones) será impulsado por la transformación del sector de salud y bienestar social, y una cuarta parte, por servicios públicos inteligentes que generarán ahorros en energía, agua y gestión de residuos.

El mercado de Cloud viene prosperando a nivel sostenido en Argentina y algunas consultoras señalan tasas de crecimiento interanuales cercanas al 30%. Según la última encuesta Digital Trust Insights de PwC, el 76% de las empresas están moviendo rápidamente sus operaciones a la nube en búsqueda de sistemas dinámicos y ágiles integrados a la red, y más de un tercio de los ejecutivos concuerda en que ello es fundamental para la próxima generación de soluciones empresariales dentro de su organización. Gartner pronosticó para 2020 un crecimiento del mercado de servicios de nube pública del 17% (US$ 266,4 mil millones) donde se destacan los grandes jugadores como Amazon Web Services (AWS), Microsoft Azure y Google Cloud Platform.

A un año del comienzo de la pandemia, los líderes empresariales están divididos en sus opiniones al respecto ya que algunos plantean que la mejor forma de encauzar la economía es volviendo a la normalidad, y ello incluye que los empleados vuelvan a las oficinas. Otros piensan que se debe seguir el camino de la virtualidad y planean mantener a sus equipos trabajando de manera remota en el futuro cercano.

En el año 2018 se estimaba que la producción diaria de datos a nivel mundial era equivalente a 2.5 trillones de bytes1. Desde el inicio de la pandemia, se calcula que sólo en Argentina, el flujo de datos a través de internet se incrementó un 35% respecto del año pasado.

A nivel global, en los últimos 20 años se profundizó una tendencia hacia la tercerización de prácticamente todas las ramas de tecnología de la información, desarrollo de software, infraestructura de hardware, servicios tecnológicos y gestión de la seguridad. En la globalización, donde la innovación es bienvenida, Argentina tiene una gran oportunidad para destacarse en el mercado en base a aquellos atributos en los cuales exhibe una ventaja competitiva.

En la “nueva normalidad” las empresas se encuentran en diferentes situaciones respecto al regreso al trabajo: ¿son esenciales o no? ¿sus actividades están exceptuadas? ¿cuentan con las condiciones para operar de manera remota? ¿definieron un plan de regreso gradual? ¿tienen los protocolos adecuados para garantizar la salud de sus empleados, contratistas, clientes y proveedores?

Para ser exitoso, el trabajo remoto requiere definir y medir objetivos. Esta modalidad se presenta como una solución para lograr la eficiencia en la gestión del teletrabajo, ayudando a enfocar las actividades del personal y la contabilización de su desempeño.

A partir de los resultados de la encuesta global “Digital IQ” de PwC, cuyos resultados corresponden a la opinión de 2,380 ejecutivos en 76 países, la firma intenta comprender cómo abordaron la transformación digital en sus empresas y su correspondiente obtención de valor.