Imprimir esta página

Restituyen la ciudadanía argentina a dos chinos que fueron estafados

Así lo determinó la Cámara Federal en el marco de una causa en la que cientos de extranjeros fueron perjudicados debido a la maniobra delictiva de una funcionaria judicial.

Wei Jía y Yu Nai Feng, dos hombres de origen chino que habían quedado en condición de apátridas tras ser estafados en el trámite para obtener nuestra nacionalidad, finalmente pudieron acceder a la ciudadanía argentina de manera temporaria, por orden de la Cámara Federal.

“Esta decisión se debió a que ganamos en segunda instancia y la Cámara Federal ordenó a Víctor Bustos Fierro, a cargo del juzgado Federal N° 1 de Córdoba donde se produjo la irregularidad, a continuar con el trámite de ciudadanía de manera expedita y a que les concedan la ciudadanía de manera provisoria”, aseguró Déborah Huczek, quien es abogada de ambos y también representa a otros chinos que fueron perjudicados.

Gracias a la decisión de la Cámara Federal, que instruyó a Bustos Fierro a que les otorgue el DNI argentino y pasaporte al menos por un año, Yu Nai Feng pudo viajar a China para visitar a su madre, que se encuentra enferma.

Vale recordar que Yu Nai Feng no había podido despedir a su padre antes de que muriera, ni tampoco asistir a su funeral, debido a todas las causas burocráticas que le impedían salir del país a causa de este conflicto.

“En su momento, interpusimos una acción de amparo comunicando la enfermedad del padre y su posterior fallecimiento. Luego, reactivamos la petición por el grave estado de salud de su madre y ganamos el amparo. Migraciones apeló y la Cámara nos volvió a dar la razón”, detalla Huczek.

Mientras transcurría el año 2006, al igual que otros 400 chinos, Wei Jía y Yu Nai Feng renunciaron a la ciudadanía de su país, donde no se permite la doble nacionalidad, para poder obtener la argentina. Pero en 2017 se detectó que el trámite fue irregular y se las quitaron.


Por este hecho fue condenada Olga Liliana Borneo Santillán, secretaria del magistrado Víctor Bustos Fierro. La sentencia contra la funcionaria judicial consistió en una pena y multa muy baja. Mientras que los extranjeros estafados quedaron en condición de “apátridas” y debieron sufrir todo tipo de vicisitudes.

De hecho, Wei Jía tuvo varios problemas legales hasta que se comprobó su inocencia en la irregularidad del trámite. Hasta llegó a ser detenido y debió pagar una fianza de 100 mil pesos.


Ahora esas dificultades quedaron en el pasado y solo resta que ambos puedan lograr la ciudadanía de forma definitiva. “Para eso, tanto Wei Jía como Yu Nai Feng necesitarán dos testigos que declaren acerca de que son personas de bien, deberán acreditar ingresos económicos y se les realizará un informe socioambiental, para establecer en qué condiciones y con quienes viven”, concluyó Huczek.

Etiquetado como