Norte en Línea - La inteligencia artificial, el software low-code y las energías renovables serán los protagonistas del próximo año

La inteligencia artificial, el software low-code y las energías renovables serán los protagonistas del próximo año

La inteligencia artificial, el software low-code y las energías renovables serán los protagonistas del próximo año
30 Nov
2021

En 2022 continuaremos viendo una tasa acelerada de digitalización y virtualización de las empresas. Al mismo tiempo se suma la necesidad de sacar un mayor provecho a los inmensos volúmenes de datos y de centrarse aún más en los clientes para ofrecer experiencias que estén a la altura de sus exigencias, lo que incrementará el uso de las tecnologías que colaboren con estos propósitos.

A pasos del nuevo año las empresas comienzan a planificar distintas áreas, en lo que a tecnología se refiere será mandatorio centrarse en los clientes y trabajar en la mejorar su experiencia. Para 2022 se anticipa una mayor adopción de herramientas de inteligencia artificial (IA) y aprendizaje automático (ML o machine learning), especialmente en temas que hacen a la relación e interacción de las organizaciones con los clientes y consumidores.


En tal sentido, las aplicaciones de inteligencia de negocios continuarán empleando funciones de IA y ML que ayudarán a las empresas a efectuar análisis de datos en tiempo real, lo que a su vez les permitirá optimizar sus procesos de toma de decisiones y de ventas ya sea desde la generación de clientes potenciales hasta la atención.


“El análisis de datos estará facilitado por las capacidades de autoservicio, que se expandirán en 2022, haciendo que su utilización se torne más accesible y habilitando a más personas del negocio a procesar y comprender datos. Todo ello en un marco en que la Nube será el ámbito elegido para albergar las soluciones analíticas, que en muchos casos se ofrecerán como servicio, comenta Cristian Rojas, CTO de BGH Tech Partner.


Por otro lado, la industria seguirá discutiendo y desarrollando principios éticos, pautas, políticas y regulaciones para garantizar que los sistemas de IA demuestren comportamientos éticos para proteger los datos y la privacidad de los consumidores.


Uno de los ejes del año será la sostenibilidad: la IA también se aprovechará para mejorar las prácticas de sostenibilidad ambiental en distintas industrias. Por ejemplo, se está utilizando para monitorear las condiciones ambientales, mejorar el uso del agua, ayudar a reducir y disminuir el impacto de los desechos, pronosticar el clima y el rendimiento de los cultivos, entre otros.


Las aplicaciones impulsadas por inteligencia artificial también están ayudando a administrar la utilización de energías renovables mediante el uso de aprendizaje profundo, capacidades predictivas e incluso sistemas de red impulsados por IA. Al predecir tanto la oferta (producción) como la demanda, la inteligencia artificial y los métodos de aprendizaje automático pueden ayudar a que las fuentes de energía renovables sean tan confiables como los combustibles fósiles: la previsión de la producción de energías renovables requiere predicciones meteorológicas precisas y un conocimiento exhaustivo de cómo el tiempo interactuará con las turbinas eólicas y los paneles solares.


“Por su parte, la predicción de la demanda requiere datos actualizados al minuto tanto sobre el consumo de energía como sobre su precio de mercado. El entrenamiento de modelos de ML en una fuente en expansión de conjuntos de datos, imágenes de satélite y física climática puede ayudar en ambos frentes” comenta el CTO de BGH Tech Partner.


Es fundamental recordar que la Agencia Internacional de Energía (AIE) estima que se generó y utilizó un 40% más de energía renovable durante 2020 en comparación con el año anterior, y pronostica que esta tendencia continuará a lo largo de 2022 ayudada por factores claves como la disminución en el costo de generar energía renovable a partir de diversas fuentes, incluidas en tierra la eólica y la solar. De esta manera, se estima que habrá una mayor cantidad de empresas buscarán disminuir la emisión de CO2 y que, incluso, puedan ser carbono neutrales o carbono negativas.


Otra tendencia durante los próximos meses será la adopción más amplia de software de código bajo (low-code) y sin código (no-code) para mejorar la experiencia del cliente final. Estas plataformas habilitan a integrar fácilmente la lógica empresarial en una aplicación, lo cual hasta cierto punto reduce la dependencia de los programadores expertos.


Gracias a sus interfaces visuales y a sus herramientas de “arrastrar y soltar”, las plataformas de low-code facilitan la creación de aplicaciones y websites con mayor velocidad y con una codificación mínima. Y de este modo ponen a las empresas en condiciones de innovar más rápido, validar nuevas ideas y abordar las necesidades de los consumidores en tiempo real.


Estos desarrollos ofrecen la velocidad y la agilidad necesarias para responder rápidamente a los consumidores y brindar experiencias personalizadas. De esta manera hacen posible que las organizaciones continúen con sus procesos de integración de tecnologías digitales.


El low-code va de la mano con un incremento en el número de “desarrolladores ciudadanos“. Una estimación indica que para 2024 el desarrollo de aplicaciones de bajo código será responsable de más del 65% de la actividad de desarrollo de aplicaciones.


El año entrante las organizaciones de todos los sectores necesitarán responder a clientes que cambiaron sus comportamientos y tienen exigencias más altas. Para ello podrán contar con distintas tecnologías de apoyo, como las plataformas low-code y las soluciones de inteligencia empresarial impulsadas por IA.


“Definitivamente estamos viviendo tiempos dinámicos, y seguir el pulso a las tendencias es fundamental para que las organizaciones puedan ser relevantes, productivas y rentables” finaliza el CTO de BGH Tech Partner.

Deja un comentario