Drones: más allá del juego

Desde su popularidad, este vehículo sin tripulación se afianzó para prácticas tanto de esparcimiento como comerciales. Pero lo que muchas veces se desconoce es si hay requisitos necesarios para poder utilizarlos. CompreSeguros.com brinda todos los detalles sobre las condiciones que se exigen para ponerlo en funcionamiento y las obligaciones legales.

Los usos de los drones fueron variando desde su originaria concepción. En la actualidad, se los utiliza tanto en actividades comerciales como científicas y recreativas. Entre ellas, registrar una boda, un acto público, reconocer territorio y hasta, como ocurre en España, transportar sangre y material urgente de hospitales o permitir que las fuerzas de seguridad puedan tener una vigilancia más efectiva. Y para cada una de estas aplicaciones hay una reglamentación diferente.

Lo primero que hay que tener en cuenta es que se distingue entre drones pequeños, de menos de 10 kilos, y drones de más de 10 kilos; y entre uso recreativo o deportivo y comercial, según la reglamentación de la Asociación Nacional de Aviación Civil (ANAC), en la Resolución 527/2015 que estipuló lo referido a seguridad aérea, permisos y registros de los vehículos. Esto lleva a la primera y más importante de todas las disposiciones: si el drone es pequeño, es decir que pesa menos de 10 kilos, y su uso es recreativo o deportivo su manejo es libre. En el resto de los casos, se requiere una autorización de la ANAC.

Más allá de esta diferenciación, para operar un drone hay que ser mayor de 18 años -cualquiera sea su peso y uso-. En tanto, los menores a partir de los 16 años pueden operar un drone bajo supervisión adulta pero únicamente si es pequeño y para fines deportivos o recreativos. En los casos en los que superan los 10 kilos así como los pequeños que se usan para fines comerciales o científicos, existen algunos requisitos obligatorios: tener un registro otorgado por la ANAC para el piloto y drone, y contar con un seguro de responsabilidad civil. “En nuestro país los propietarios u operadores de vehículos aéreos pilotados a distancia (o sistemas de vehículos pilotados a distancia) están obligados a contratar un seguro de responsabilidad por los daños a terceros que pudiera ocasionar su operación. En Argentina, podemos encontrarlo en Río Uruguay que ofrece una cobertura para drones pequeños de uso comercial, que cubre responsabilidad civil, y tiene como adicional agregarle daños y robo al equipo. El mismo tiene un costo de referencia de USD 440 de contado”, explica Pablo Luhning, director de CompreSeguros.com, plataforma pionera que permite cotizar, cotejar y contratar pólizas en pocos clicks.

Otro de los cuestionamientos que reciben estos vehículos es sobre la vulnerabilidad de la privacidad que pueden llegan a provocar. Ante esto se estableció la Disposición 20/2015 de la Dirección Nacional de Protección de Datos Personales (DNPDP) que regula todo lo referido al derecho de la privacidad de los individuos y los límites en los propósitos de los usos de los drones. Uno de los principales objetivos está enfocado en establecer el consentimiento previo que deben otorgar quienes aparecen en el material registrado por el drone, quedando exceptuado los registros de actos y eventos públicos o privados como bodas, por ejemplo.

Sobre CompreSeguros.com:
Plataforma pionera en el rubro de Argentina y la región, que permite cotizar, comparar y contratar seguros de manera online, que logra facilitar y agilizar la contratación y posterior gestión de pólizas. Con un foco 100% en el usuario, suma constantemente soluciones digitales para una interacción con disponibilidad full time, por lo que desarrolló una App que permite acceder a la póliza o pedir auxilio mecánico, entre otras funciones, y un cotizador en Facebook para agilizar el contacto.

Actualmente, tiene convenio con 25 compañías de seguro de Argentina y el mundo.

Deja un comentario