¿Multas en vacaciones?: Todo lo que tenés que saber y hacer

¿Multas en vacaciones?: Todo lo que tenés que saber y hacer
12 Ene
2018

No conocer las máximas permitidas o una mala señalización pueden llevar a cometer infracciones que traen como consecuencia multas. Si al volver de vacaciones, te sorprendiste con que debías abonar por mal estacionamiento o cualquier otro motivo, CompreSeguros.com te da una guía sobre qué hacer.

Los controles en época de vacaciones se vuelven más rigurosos. Una muestra de ello es el “Operativo Verano” en las diferentes rutas que van hacia los destinos turísticos más populares. Pero cada ruta provincial se rige según sus leyes, lo que hace que varíen en máximas y mínimas las velocidades permitidas y los lugares en los que se controlan. Al desconocer las normas, es muy habitual que, cuando regresamos de las vacaciones, nos encontremos con infracciones que no sabíamos que habíamos cometido, y sus consecuentes multas.

 

CompreSeguros.com, plataforma pionera en el rubro de venta online de seguros que permite cotizar, comparar y contratar la póliza deseada en un click, da una guía y esclarece las dudas más generales sobre este tema:

 Jurisdicción. Es clave tener en cuenta en qué jurisdicción ha sido tomada la falta y a qué juzgado corresponde acudir en cada caso. Si se recibe una multa en una jurisdicción adherida al Sistema Nacional de Tránsito de Infracciones (SINAI), el infractor deberá ponerse en contacto con el juzgado adherido al SINAI responsable de juzgar su acta. Para infracciones dentro de la ciudad de Buenos Aires, hay que comunicarse con la Dirección General de Tránsito. En provincia de Buenos Aires, se puede consultar el Juzgado competente a través de la web.

Pago. Se puede realizar el pago de una multa en cualquiera de las entidades adheridas al SINAI, que incluyen entidades de cobro exprés, además de una serie de bancos.

Apelación. Toda infracción puede ser apelada ante el poder judicial. Si bien para la justicia lo que dice el oficial público es válido, éste no es un juez y si se demuestra con testigos que lo que acusó es erróneo, se puede apelar. También es posible apelar si no se notificó la infracción y no se no da un espacio para presentar defensa, pudiendo ser anulada el acta de infracción, enviando una carta documento certificada mostrando pruebas y evidencias que demuestren que la infracción fue mal labrada. Conociendo el juzgado competente, se abre la posibilidad para contactarse ante cualquier tentativa por impugnar una multa. Es importante saber que las fotomultas no son indiscutibles y deben respetar ciertos requisitos técnicos aprobados por el Instituto Nacional de Tecnología Industrial. El incorrecto labrado de una multa también puede ser causal de su impugnación.


Descuento. A través del sistema de pago voluntario, se puede acceder a un descuento sobre el mínimo. Se considera “pago voluntario” al período en el que la persona decide pagar la multa antes de que ingrese a etapa resolutiva. Para esto, es posible imprimir desde la web los cupones y efectuar el pago. Hay que tener muy presente para esto que el pago de una multa demora unas 96 horas en acreditarse.

 

La principal causa de multas es por exceso de velocidad. En estos casos es bueno saber que la suma de la multa no es fija sino que varía en función de tres variables: en qué vía se produjo el exceso, cuántos kilómetros por hora se sobrepasó el permitido, y la jurisdicción en que se realizó la infracción. Es importante también al momento de salir a la ruta, circular con el seguro de autos obligatorio, ya que su ausencia es causal de multa.

 

Etiquetado como

Deja un comentario

Comentario a la espera de aprobación.