Cómo elegir el catering apropiado para un evento

Cómo elegir el catering apropiado para un evento
25 Jun
2018

Aunque tengan propósitos diferentes, un evento personal y uno corporativo comparten un punto en común: la intención de que los invitados disfruten de un momento único, que lo haga perdurable en sus recuerdos. Por eso, ningún detalle podrá quedar librado al azar, mucho menos la elección del lugar y el catering, los dos pilares fundamentales para lograr el éxito de la reunión.

La buena elección debe incluir necesariamente los dos ítems, porque un catering impecable en un sitio “sin onda” o viceversa, un lugar espectacular con un catering mediocre terminan malogrando los mejores esfuerzos. A la hora de decidir la contratación de servicios, no siempre se tiene en cuenta que estos dos ítems son la clave del éxito y que resulta mucho mejor contratarlos juntos.


Para eventos descontracturados, no sólo basta un menú informal, sino también una ambientación con variedad de livings, que crean una atmósfera cálida y relajada.

Amplios sillones, mesas bajas, luz de vela, flores minimalistas y la vajilla terminan de dar el encanto final. Los finger food, cazuelas y bandejeos temáticos resultan ideales en este servicio.


La propuesta del “bocado” permite sociabilizar con todos los invitados logrando una posición nómade en el evento, que lo hace mucho más atractivo.


Bocaditos de queso philadelfia y caviar; grisines con jamón crudo, wraps de blue cheese y nueces, rolls de salmón, shots de ceviche, shots de guacamole y gambas…. son algunas de las propuestas.


Para eventos de mayor formalidad, siempre es recomendable un menú de tres pasos, con entrada, plato principal y postre, que se desarrolla con una organización más tradicional, en mesas imperiales, vestidas con flores o velas, que permiten brindar la atmósfera adecuada.


Para platos principales las sugerencias se inclinan hacia carnes, pesca y pastas. El solomillo de cerdo o el salmón rosado del Pacífico en variadas preparaciones figuran entre los preferidos como plato principal. Entre los postres, los que combinan chocolate con helado son insoslayables.


Si existe el deseo de ofrecer un evento especial pero se cuenta con un presupuesto más limitado, la opción de un desayuno completo o un té resulta perfecta. En la misma línea, de menor presupuesto pero no menor calidad de servicios, los cócteles after office con una variada propuesta de tragos resultan muy tentadores. La barra se transforma en estas ocasiones en la estrella indiscutida.

La recepción, el servicio dinámico y personalizado son otros detalles que suman puntos decisivos en el evento y que por lo tanto también deben ser tenidos en cuenta cuando se contrata el catering.

Por Graciela Süss, fundadora de Süss Cupcake Café ( www.susscupcakecafe.com.ar )

Deja un comentario