Recomendaciones alimentario nutricionales para el verano

La Secretaría de Salud, a través del área de Nutrición informa sobre algunos aspectos a tener en cuenta sobre los hábitos alimentarios nutricionales para el verano.

Es necesario mantenerse muy bien hidratado durante todo el día, y más los días de mucho calor y humedad. La hidratación la podemos llevar a cabo con agua, jugos de frutas frescos y/o licuados frutales. También la ingesta de variedad de frutas y verduras contribuye al aporte de líquidos al organismo. Los niños pequeños y los adultos mayores corren mayor riesgo de deshidratación, con lo cual es importante que hagamos mucho hincapié en ellos.

Es preferible realizar ingestas de alimentos livianos y de fácil digestión y más si tenemos pensado ir a la playa a exponernos al sol y a disfrutar del mar. Algunos ejemplos son ensaladas con verduras solas, ensaladas con arroz,  ensaladas con huevos, ensalada de frutas, licuados o frutas frescas. Cuando exponemos el cuerpo al sol le exigimos a nuestro organismo que se ocupe de regular la temperatura corporal. Esto demanda energía a nuestro cuerpo, además de poner en marcha la sudoración como mecanismo de pérdida de calor. Si nosotros nos alimentamos con alimentos muy copiosos, es decir con menúes que le exigan al cuerpo mucha digestión, la energía irá a la digestión. Es por esto que no se aconseja comer mucho y alimentos “pesados” antes de meterse al mar o de estar al sol en la playa y con mucho calor. 

Deja un comentario